Mi compañero del autobús

Habitualmente me encuentro por las mañanas con un compañero de curro y compartimos únicamente una parada de autobús y hasta la oficina.
En este trabajo llevo 6 meses y él 4 años. Pues en este tiempo de encuentros fugaces (si fuera grey la historia sería diferente o no! que seguro que él a las 8 a.m tampoco estaría de humor) sus conversaciones siempre empiezan igual…ya es lunes, ya es martes…por fin es viernes..seguidas de: que frío hace hoy, dicen que va a llover..ha salido el sol,etc.
Por la conversación se podría pensar que es un jubilado,pero no, tiene 34 años, y seguramente en sus amistades es una persona divertida, pero a mi me produce agonía vital. Pensaréis que por qué no empiezo yo la conversación, alguna vez lo he intentado, pero ya se ha convertido en un experimento sociológico para ver si algún día cambia de registro, o si decide quedarse callado y no iniciar nada.
Soy de las personas que el silencio no le incomoda, me gusta pasar ratos a solas, y pensar para mi misma, y no soporto a la gente que todo lo que piensa lo tiene que decir o que no pueden permanecer con otra persona callada y prefieren decir tonterías sin parar. Me hace gracia incomodar a ese tipo de personas y les dejo llegar hasta el punto máximo de estupidez en que ellos mismos ya no se pueden superar y acaban callándose.
Pensar en qué: “mañana es martes” y ” por fin un día menos para el fin de y Semana Santa” no me consuela tanto voy a mi compañero que vive en un círculo sin salida y en el que todos entramos esperando que lleguen las vacaciones porque nuestra mayor parte de los días son miserables. Habrá gente que todos los días disfrute y se divierta? Seguramente si fuera así todos los días no sería divertido..
Estas son el tipo de reflexiones que me hago cuando: ” mañana dicen que llueve pero el miércoles mejora”.

Hasta luego amigos!
Y espero que nunca lo lea mi compañero jajajaja que el chico es majete y preocupado por la naturaleza y meteorología.

2015/03/img_0117.jpg

Advertisements

Monkee Koffee

Desde la noticia del embarazo nuestro ocio se ha visto reducido a la parte cultural y gastronómica. Lo de salir de bares o por la noche de repente ha perdido todo el sentido, bailar es incomodo, las bebidas con gas no las tolero, me muero de sueño y cansancio…así es la vida de embarazada, no es que te entre la conciencia de madre de un día para otro, es que tu cuerpo te frena.
Uno de nuestros placeres de fin de semana como pareja y que no perdonamos, es desayunar fuera de casa.
Nos gusta probar sitios nuevos y buscamos en Madrid la cafeteria con buen café ( ahora descafeinado) y buena bollería o salado. Podría parecer fácil con la cantidad de bares que hay en este país pero que reuna todo es misión imposible.
El otro día fuimos al Monkee Koffee,en Vallehermoso 112. El lugar es moderno, estilo industrial, mesas y sillas cada una de un estilo, columnas, ladrillo visto, techos altos..como decoración 10.
Se centran en la calidad del café, pues probamos y la verdad que sí que está bueno, puedes elegir entre dos variedades.
Tercer paso, bollería, había tartas, muffins y cookies. Pedimos barrita con tomate y cookie de chocolate, bastante buenas las dos.
El precio asequible y abren los domingos. Cuando fuimos no tenían apenas gente así qe fue muy agradable.
Por el momento es nuestro favorito del bartio.

IMG_0484.JPG

IMG_0490.JPG

IMG_0491.JPG

IMG_0494.JPG