La Imperial de Raimundo

Hace más o menos un mes que abrió este restaurante por mi barrio. Tenía curiosidad por ir ya que pasaba por ahí cuando estaban haciendo la obra y tenía buena pinta. En cuanto abrieron aproveché y fuí con M y mis padres. El sitio muy amplio y con todo el kit de decoración moderna. Ladrillos del metro por las paredes, platos estética vintage, color mint por doquier, sillas estilo tolix..etc.
La carta eran productos mediterranéos muy suculentos. Nosotros fuímos de raciones: rabas de calamar, torreznos con pimientos y croquetas ( todo muy light) . La presentación de los platos al igual que la decoración, las raciones perfectas de tamaño pero a ninguno nos triunfó, no sé si por la elección de los platos o qué, pero no nos resultaron nada fuera de lo común.
Recomendado para ir en grupo ya que tiene bastante espacio y ambiente agradable, comida mediocre.
Pincha aquí para ir a su web.

laimperialderaimundo20140529-080601.jpg

20140529-080621.jpg

20140529-080543.jpg
c/ Raimundo Fernández Villaverde 44.

Evento en Las Jarillas

El viernes estuvimos en una presentación de proveedores de bodas en la Finca Las Jarillas, donde celebraremos nuestra boda. Hubo catering de La Cococha que es el que sirve a la finca, música en directo, mojitos y cocteles. Aquí dejo la prueba gráfica de lo bonita que es la finca y aún más con decoración:

20140525-172510.jpg

20140525-172541.jpg

20140525-172558.jpg

20140525-172616.jpg

20140525-172642.jpg

20140525-172856.jpg

20140525-191951.jpg

20140525-192138.jpg

Las fotos, para varias, son con iphone, no soy una bloguera en condiciones…tengo una cámara reflex pero soy muy vaga y nunca la llevo conmigo.
Después de ver otra vez la finca en primavera estamos aun más convecidos de la elección.
Espero que os haya gustado!
Feliz semana!

Los que pudieron ser mis zapatos de boda: Rachel Simpson

Desde el mismo día de la selección del vestido (en Febrero) me enamoré de estos zapatos llamados Mimosa en color menta:

ImagenImagenImagen

Iban a juego con la estética de mi vestido y mi frustración por no haber nacido en la Inglaterra de los años 20 (como en la peli de Midnight in Paris yo tenía que haber nacido en esa época), se veía resuelta con estos zapatos. ¡¡Además en el mismo sitio del vestido ya tenía zapatos!!!¡¡Increible! Pero no todo podía ser tan bonito, me dijeron que me avisarían cuando llegasen a tienda y llegaron, pero otros modelos, nunca el Mimosa de color menta, estuve por arriesgarme  comprármelos a través de su web: RACHEL SIMPSON

Pero amigas, una tiene bastantes quebraderos de cabeza como para estar esperando que lleguen tus zapatos de Inglaterra, que te queden bien y sean cómodos…así que he desistido de estos mimosa de Rachel Simpson y me los voy a hacer a medida.

Los otros de la misma marca que me probé son muy cómodos y son de piel suavecita, los puedes encontrar en Something Old en Madrid.

Aquí tenéis otros modelos:

ImagenImagen,Imagen

 

¿Conocíais la marca? ¿Qué os han parecido? A mi me parecen una preciosidad y su precio ronda los 160 euros no están nada mal (para ser zapatos de novia).

Feliz semana!!!

 

La casita de Margaux

Bueno vale ya de hablar de mi boda! Habrá más cosas no os preocupéis porque aun me queda bastante que planificar..pero hoy toca decoración. 

La casita de Margaux es una tienda online que tiene muebles estilo vintage e industrial, para que tu casa quede tan detallista que parezca sacada de Pinterest.

Su material principal es la madera, los tan de moda palés en forma de sofá, de cabecero de cama o de mesa (que siiiií que eso lo hago yo en una tarde…pero ya sabemos todas que al final no lo hacemos, pero aquí lo puedes comprar hecho).

La lámpara de velas me rechifla, cuando tenga un salón en condiciones y pueda invitar a alguien a comer me encantaría que fuera como en la foto y con la lámpara tan original.

Los carteles o pizarras con corazones o mensajes, ya algo vistos en todas partes, pero no dejan de ser monos.

El revistero en la habitación de los niños para poner sus cuentos (muy imagen de Pinterest)

ImagenImagenImagenImagen

 

 

Mi invitación de boda

Como ya he entregado las invitaciones a mi amiga-lectora del blog y también a mi hermana, creo que hasta ahora las únicas que me conocen y me leen, ya puedo enseñar mi invitación por aquí.

Ya conté que desde el principio la quise hacer yo y que fuera algo distinto al tarjetón de toda la vida. En principio la quise en papel kraft pero los de la imprenta me dijeron que no sé por qué no se imprimía bien en ese papel. Pues mi siguiente único requisito era un sobre de color menta, busqué el papel verjurado por internet en Madrid y mandé a M a recogerlo, pues lo que en la web parecía menta resultó ser azul cielo.

En esto de las bodas recomiendo relativizar mucho porque sino te llevas decepciones y enfados prematrimoniales a la mínima.

Hice también un sello para ponerlo en el sobre y quizás en algún regalo u otro sitio.
Bueno pues aunque lleva más trabajo que encargarlas en un sitio y de dinero sale ahí a ahí y aunque no ganarán el premio al diseño o creatividad, me gustó el proceso y mi vena creativa se sació por un momento.

El pack se compone de tarjeta, sobre, tarjeta con la cuenta (no enseño pero a juego con la tarjeta), mapa en papel vegetal ( era el único deseo de M así que rápido y corriendo un día antes de ir al trabajo le hice un boceto y él lo coloreó y cambió las letras, ay qué majico que es!)

Pues ahí va:

20140511-092943.jpg

20140511-093000.jpg

20140511-093033.jpg
No son de muy buena calidad las fotos porque las hice con el iphone…

Leafhopper: Los fotógrafos de mi bodas

Conocí a Leafhopper el año pasado a través del blog Casilda se casa en el post que os he conectado con este blog: La boda de María y Guille, tanto me gustó su boda que hasta lo quise hacer en el mismo sitio que ellos, aunque mis amigos no son tan modernos y no se si lo entenderían…

Las fotos del reportaje me encantaron, tienen un toque vintage, natural y cálido. Así que antes de saber cuándo me iba a casar sabía que quería que fueran ellos los fotógrafos.

La verdad que hoy en día hay un montón de fotógrafos de bodas muy buenos y aún así hay gente que no elige bien y por ahorrar poquito, porque en esto de las bodas es todo gasto, tienen un mal recuerdo para el resto de su vida. Esta claro que es un día que recordarás siempre pero si encima tienes unas fotos bonitas el buen recuerdo puede incrementarse y no guardarlas en un album y no querer enseñarlas ni volverlas a ver, bien por lo malas que son, por perderse momentos para ti importantes o porque no te han sacado con buena cara en ninguna porque a ti el posado a lo Norma Duval no te va y a tu novio ni te cuento.

Hasta ahora en el tema “bodorrio” todo lo he tenido clarísimo (raro en mí)  y M me deja hacer y deshacer todo lo que quiera así que me facilita las discusiones preboda. Es importante que todo sea a tu gusto pero como en el tema del vestido de novia, hay que tener cierta “química” o sentirte “especial” en el trato con las personas que ese día “trabajarán” para ti.

No concibo ir a un sitio donde te vas a dejar un dineral y que te traten altivamente. No va conmigo y no me gusta ese tipo de actitud o personas. Pues bien, Bibiana de Bibiana la lía y Something Old, y los fotógrafos que hay detrás de  Leafhopper son personas cercanas, alegres, profesionales y con ilusión por lo que hacen.

Cómo me alegré al contactar con ellos y que el día de mi boda estén disponibles.

Recomendados por mí a ciegas y aun no he visto el resultado. ¡¡Espero no equivocarme!!

Aquí os dejo con algunas de sus fotos de bodas:

ImagenImagen

 

 

 

De la boda de Maria y Guille:

ImagenImagenImagenImagenImagen

 

¿Qué os parecen?